Coeducar: sobre el debate entre igualdad y diferencia

Graciela Hernández Morales ha escrito un estupendo y clarísimo artículo titulado “Nosotras creamos mundo”, que se incluye en los Cuadernos de Educación en valores, nº 7: “Por preguntar que no quede”, en la pág. 81.

Nos hace reflexionar sobre la necesidad de trabajar en coeducación evitando dar una imagen de las mujeres sólo en términos de injusticia, sólo como víctimas. Propone, además, ir más allá del concepto de igualdad, defendiendo, por supuesto, la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero poniendo énfasis en educar en la libertad de la forma de expresar el ser mujer u hombre. Estas son sus palabras:

“Lo opuesto a la igualdad no es la diferencia, sino la desigualdad. La diferencia sexual es riqueza, mientras que la desigualdad entre los sexos es injusticia y violencia. La igualdad entre los sexos no busca la homologación,
sino garantizar que unas y otros tengan las mismas oportunidades y los mismos derechos para ser aquello que quieran ser.”

“El sexo, ser hombre o ser mujer, es un significante al que le podemos dar muchos significados. Se puede ser hombre de infinitas maneras y ser mujer de infinitas maneras. La diferencia sexual es el sentido y el significado que cada niño y cada niña, cada hombre y cada mujer, da a su sexo.
Para una criatura, cuanto más conozca su propio cuerpo, cuanto más referentes de hombres y de mujeres libres conozca, cuantas más posibilidades tenga de expresarse, de crear y de interrogarse sobre su propio
deseo, más rica, libre y singular será su manera de ser hombre o de ser mujer. Es un proceso creativo que sólo termina cuando termina la vida y que hace que la existencia de dos sexos diferentes sea una riqueza y no
una limitación.”

Y aquí algunos de los consejos que propone para favorecer la igualdad de derechos y oportunidades entre los sexos, así como la libertad de ser niño o niña como quieran:

  • Dar valor y reconocimiento a las mujeres.
  • Erradicar el modelo de masculinidad violento.
  • Ayudarles a sacar a la luz su propia singularidad sin estereotipos.
  • Crear relaciones basadas en la autoridad y no en la lógica del poder.

Pues mucho ánimo para conseguirlo. Esto es lo que queremos, ¿verdad?

Como propuesta de materiales en este sentido podéis consultar el Cuaderno de Educación en valore, nº 2, que lleva el mismo título de este artículo, publicado también por Federación de Enseñanza de UGT  para trabajar en el aula los diferentes aspectos sobre la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en las estapas de infantil y primaria.

Nosotras creamos mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s