La guerra no es la solución para la crisis, ni para los hombres, ni para las mujeres

Suscribo por completo el siguiente comunicado de RANA, la RED ANTIMLITARISTA Y NOVIOLENTA DE ANDALUCÍA, integrada por Ecologistas en Acción-Andalucía; Confederación General del Trabajo-Andalucía; Mujeres de Negro (Sevilla); Alternativa Antimilitarista-MOC (Sevilla y Puerto de Sta. María); Madres contra las drogas ANDAD (Pto. Sta. María); RANA-Algeciras; Ahimsa (Málaga)

La guerra no es la solución para la crisis, ni para los hombres, ni para las mujeres

La reciente concesión de la Medalla de Andalucía a la primera mujer española en entrar en la Armada española y primera en estar al frente de un barco de guerra español podría interpretarse como un apoyo a la incorporación de la mujer a roles sociales no tradicionales, pero también puede suscitar una reflexión de más calado y mostrar la actualidad del pensamiento feminista de la gran escritora Virginia Woolf, autora del libro “Tres guineas” y de la frase “Nada cambiarán las mujeres en el mundo público si se dejan sobornar para entrar en el cautiverio”.
Andalucía, 27 de Febrero de 2013.
“Tres guineas” muestra la estrecha relación entre masculinidad, autoritarismo y cultura de guerra. Si las mujeres deben contribuir a acabar con la lacra de la guerra, deben alejarse del logos masculino que siempre la ha hecho posible. La violencia ha sido un juguete y un deporte masculino, la guerra ha sido una profesión masculina y una fuente de realización personal para ellos. La unión de virilidad y violencia ha llevado a millones de hombres a la guerra.
La lucha de las mujeres por valores como la cultura y la libertad, ¿debe llevarlas a la masculina justificación de la violencia y el militarismo? Para Virginia Woolf, la mejor manera en que las mujeres pueden ayudar a evitar la guerra no consiste en participar en ella, sino en permanecer fuera de ella. Ser la primera mujer en capitanear un barco de guerra ¿es contribuir a evitar la guerra?.
Prepararse para hacer lo que siempre han hecho los hombres no es la mejor forma de contribuir al fin de las guerras. La educación de la mujer en libertad debe huir de valores como la competencia, el deseo de superioridad, el amor al poder y al triunfo sobre los demás, la segregación… Valores que son el origen de todas las guerras.
La incorporación de la mujer al mundo del trabajo es un ingrediente fundamental en su autonomía, pero un trabajo no debe ser un soborno para entrar en otro cautiverio.
Decía Virginia Woolf que el militarismo, tan característico del fascismo, no es el mejor ámbito para la autonomía personal. Esta gran escritora y feminista denunció el fascismo y el militarismo implícito en muchas profesiones en las que la entrada de la mujer puede convertirse en una nueva forma de cautiverio.
En consecuencia, por todo lo anterior, no compartimos actividades de reclutamiento de mujeres para la guerra, como las que la Junta de Andalucía financia en ocasiones (Nota 1), ni medidas favorecedoras, también emprendidas por la Junta de Andalucía de la mano del Mº de Defensa, de la incorporación de las mujeres a las FAS (Nota 2). Con esta medalla de Andalucía concedida a una militar no se logrará encubrir la feminización de la pobreza en nuestra Comunidad Autónoma ni tampoco ocultar las devastadoras cifras de desempleo que padecemos: 560.000 mujeres en paro y 540.000 hombres en paro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s