Vuelta al cole

Ya llegó septiembre, la vuelta a las clases con las energías renovadas y con la maleta llena de nuevos proyectos e ilusiones. Me incorporo a la vida escolar a pleno rendimiento, después de una pausa para dedicarme al menester maternal en exclusiva, con muchas ganas de continuar con el blog y con la imprescindible labor de coeducar en la escuela.

Y ahora más que nunca, después del mal sabor de boca que nos ha dejado el reciente acontecimiento en la pasada feria de Málaga, la denuncia de una violación, que fue increíblemente archivada en 24 horas, sin nigún tipo de investigación de por medio. Para más detalles, pinchad aquí o aquí. Parece que por lo menos, la ciudadanía está indignada, y desde las instituciones se están dando pasos en positivo para arreglar este despropósito.

Estos hechos ponen de manifiesto cómo de necesario es introducir la educación afectivo y sexual en la escuela. Y no es algo nuevo, pues lo venimos diciendo quienes defendemos la coeducación como una educación consciente de las diferencias entre los sexos y de las desigualdades que a menudo provocan estas diferencias. Trabajar las emociones y la sexualidad en la escuela es imprescindible para combatir los estereotipos sexuales: la sexualidad irreflenable de los varones, las mujeres necesariamente recatadas, que dicen “no”, pero quieren decir lo contrario, y un sinfin de prejuicios que perpetúan y normalizan la violencia sexual.

El trabajo, como siempre, debería comenzar con el debate constante en el aula, en cualquier asignatura. Aquí tenéis unos materiales muy interesantes, que nos pueden servir de guía. Además, una herramienta a nuestro alcance es el juego Sapiensex, que pone en marcha y fomenta la psicóloga Rocío Carmona Horta. En mi centro la hemos tenido y la experiencia ha sido muy buena. Os la recomiendo para este curso.

¿Qué más proyectos e ideas se os ocurren para trabajar la educación afectivo-sexual en vuestros centros?

Anuncios

4 comentarios en “Vuelta al cole

  1. ¡Hola! De este mismo tema hablé con una amiga que es Policía y la verdad es que su forma de pensar y transmitir sus pensamientos es digno de ser escuchado.

    Creo que además de psicólogos y educadores, estaría genial invitar a las aulas a personas que viven a diario el dolor y el horror de la violación y tienen que tratar con los violadores de la forma más correcta posible para que “los derechos humanos” no les recriminen.

    Tal vez esa perspectiva cambie el punto de vista de muchos, a mí, al menos, me hace pensar bastante cuando charlamos.

    1. Tienes razón Ángela, quizás haría falta más concienciación en los centros educativos sobre el tema. Estamos en ello. Gracias por comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s