Archivo de la categoría: Experiencias

Movilización del IES Pablo Picasso contra la violencia de género

El pasado mes de mayo salimos por las calles de Málaga con  un grupo de chicas y chicos de 3º ESO a denunciar la violencia de género con una movilización, de negro y en silencio, con frases típicas del ciclo de violencia en una pareja.

Esta movilización ha sido diseñada por el alumnado como acción final que culmina el taller “Actúa con cuidados. Transforma la realidad”, con la colaboración de la ONG Intered, con quienes trabajamos en nuestro centro desde hace varios años.

Es un taller muy interesante que ha facilitado Teresa Pineda, responsable de la campaña en Andalucía, que consta de aproximadamente diez sesiones.

Así ha sido este taller en esta ocasión, por si os interesa hacer algo similar.

La primera sesión se dedicó a trabajar la coordinación de grupo con el ‘juego de la pelota imaginaria’. Por otra parte para favorecer el autoconocimiento y el conocimiento de las cualidades del grupo se practicó la dinámica “¿Cómo somos?”. Consiste en pensar en tres cualidades positivas y escribirlas en un post-it. Después, se hace recuento en pizarra, pegando los post-its en orden. En el centro va lo más importante para el grupo, y en la periferia las menos importantes. Es muy efectivo para reflexionar sobre las cualidades a las que damos más importancia.

Como tarea, Teresa pidió al alumnado observar en casa como funcionan las tareas domésticas y prestar también atención a las tareas de comunicación en diferentes ámbitos.

La segunda sesión estuvo dedicada a reflexionar sobre los cuidados.
En primer lugar se generó un diálogo para compartir situaciones especiales de cuidado y cómo las han vivido. Se les invitó además a expresar lo que aprendieron y cómo se sintieron.

Salieron reflexiones muy interesantes sobre momentos claves para ellos/as en los que tuvieron, por ejemplo, que ayudar a su madre cuando estaba embarazada, ayudar a su madre que se rompió un brazo,  ‎visitar a una hermana hospital y hacerla reír, pasar tiempo con un primo con parálisis cerebral, ‎cuidar a un abuelo abuelo enfermo (“no me gustaba verlo sufrir pero lo hacía”), ‎ayudar a amistades ante un conflicto con otra persona, enfrentarse a una operación de una abuela (“me hizo más fuerte tener que ver el sufrimiento”), una rotura de tobillo, pierna y clavícula, que sirvió para unir a la familia, “porque me visitaban todos los días”.
Pudimos comprobar así que se viven situaciones especiales desde muy jóvenes y es muy importante reflexionar cómo los cuidados (o su falta) nos marcan la vida.

La segunda dinámica sobre el tema consistió en reflexionar sobre imágenes relacionadas con los cuidados.
Cada quien escogió una y justificaron su elección. Algunos ejemplos que salieron fueron una imagen de mujer cargada y un hombre libre de carga, un chico la coge “porque representa la injusticia”. Un foto de un ‎abrazo de un hijo y un padre anciano, le llama la atención a un chico que piensa que “muchos hijos se desentienden de sus padres”.
Otro chico escogió una foto que muestra relación padre-hijo, porque “echo de menos esa relación”. Un abrazo de pareja representa para una chica “la reconciliación”, para otra un niño jugando con madre, representa “los cuidados de los padres (sic)”. Un padre con su bebé les sugiere “cómo se vuelca mi familia conmigo”.

La tercera sesión estuvo dedicada a hacer un simulacro de experimento social sobre la división de roles.
Con los ojos cerrados les ponen pegatinas de dos colores. Una de las pegatinas tiene una marca (una cruz). Durante un minuto tienen que cumplir una norma en absoluto silencio: formar grupos. La reflexión posterior gira en torno a preguntas tipo, ¿como lo habéis conseguido? ¿cómo os habéis sentido? ¿qué relación tiene esto con la sociedad?

Este experimento ayuda a ilustrar la división de grupos chico-chica (pero también por etnia, clase, etc.), que es fácil de relacionar con la división en colores  y que ya se marcan desde la infancia. Además, es en un buen ejemplo para revisar cómo se distribuye el poder y la necesidad que mostramos los humanos para clasificar a la gente. Por otro lado, el elemento singular, la cruz, sirve para analizar la existencia de la doble discriminación.

A partir de este juego se profundizó sobre los roles de género y se analizaron las diferencias entre hombres y mujeres, partiendo de la premisa de tener que explicárselas a un marciano, lo que da pie a centrarse en varios aspectos, incluyendo el aspecto exterior.

Así quedó la pizarra tras el debate

A la hora de analizar el aspecto y la vestimenta salieron reflexiones interesantes , como el hecho de que también es una marginación para los chicos no poder acceder a la vestimenta femenina, o cómo estas diferencias en el aspecto y la vestimenta marcan también diferencias de poder: mujeres sexualizadas, hombres con estatus.

En la cuarta sesión se desarrolló una dinámica Marta Pascual, para pensar en cuál es el centro de la vida, una propuesta muy interesante desde el ecofeminismo.
En grupos tenían que agrupar las actividades de la sociedad según los siguientes criterios.
Grupo uno: ordenar actividades según sean mejor para el cuidado de la vida a peor para el cuidado de la vida.
Grupo dos: según sean mejor o peor para la economía
Grupo tres: según sean mejor o peor para la naturaleza.

Los chicos y chicas sacaron a relucir como conclusión que la vida y el medio ambiente están relacionados, pero que no ocurre lo mismo con la economía: “las empresas solo piensan en el dinero, no en la vida”, comentaba una alumna.

En el grupo 1 debatieron sobre la importancia del medio ambiente, que puede ayudar a resolver conflictos, en primer lugar, porque puede evitar guerras, por ejemplo.
En el grupo 2 salieron dudas sobre cómo la televisión y las comunicaciones (móviles) ayudaban a cuidar de la vida- También descubrieron la importancia de los movimientos sociales para cuidar la libertad de expresión.
El grupo 3, de economía, tuvo dudas al principio si ordenaban sus actividades según el valor de las cosas (su importancia para la vida) o el volumen de negocio que producen y si rentabilidad económica (coches de lujo vs teléfonos móviles).

También se puso de relieve el hecho de que las mujeres suelen hacer lo indispensable para la vida, pero suelen aparecer al final en la lista en las actividades económicas.

Con esta dinámica hicieron un análisis de la sociedad, después de haber hecho un análisis personal en sesiones anteriores

En la quinta sesión eligieron un tema para trabajar y sobre el que basarse para desarrollar una movilización social de concienciación.
Para ello también vieron ejemplos de vídeos con acciones reivindicativas. Eligieron hacer una movilización contra la violencia contra las mujeres.

A partir de la sexta sesión y durante las siguientes tres sesiones tuvieron tiempo de debatir qué tipo de movilización iban a hacer y reflexionar sobre este tema concreto.

Estos son algunos recursos interesantes que se utilizaron para la preparación:

Durante estas sesiones debatieron y escribieron frases típicas de una relación violenta. Con ellas construirían esa escalera de violencia en la que se ven inmersas muchas mujeres hoy día y saldrían a la calle para denunciar este problema.

Este es el resultado:

Una gran experiencia que seguro que repetirán.

Anuncios

Taller “Ni un beso a la fuerza”. Más conceptos fundamentales

El pasado mes de diciembre, nuestro alumnado de 1ºBachillerato tuvo la oportunidad de disfrutar de un interesantísimo taller de Sui Generis-Psicología Género Sexualidad, titulado “Ni un beso a la fuerza”.

Ángela París, la facilitadora, animó a los chicos y chicas a opinar sobre conceptos como feminismo, machismo, feminazi o roles de género y destacó la importancia de buscar algo que aplicar a nuestra propia vida después del debate.

Se nota que llevamos trabajando mucho tiempo sobre el tema en el centro, pues nuestro alumnado fue capaz de sacar definiciones muy precisas sobre estos términos.

Definieron, por ejemplo, el feminismo como un movimiento social por la igualdad entre hombres y mujeres. No tenían tan claro, sin embargo, sus orígenes, que se remontan a la revolución francesa.

Sobre el machismo, lo calificaron como el conjunto de creencias, acciones y emociones que creen que el hombre es superior. Sobre este tema también salió a relucir el término “hembrismo”, que sería lo contrario del machismo, aunque, como comentó Ángela, este término no es una realidad a nivel práctico, pues ¿acaso hay alguien que defiende la superioridad de la mujer en la sociedad?

Un poco más de duda causó el término “feminazi“, aplicado actualmente de forma peyorativa a mujeres que defienden la igualdad para despreciarlas. Este término fue acuñado por un periodista americano de los noventa y aludía a las mujeres que defendían el movimiento proabortista.

El último de los conceptos que se debatió fue “roles de género”, los diferentes papeles que hombres y mujeres tienen asignado según su sexo. Los roles masculinos están mejor considerados por la sociedad, y esto es motivo de discriminación en diferentes áreas. Por ejemplo, la discriminación salarial, como demuestra una  investigación que hicieron hace unos años en la universidad de Standford.

En una prueba de doble ciego, 127 sujetos recibieron varios currículums iguales en los que sólo variaba el género del nombre del solicitante (Jane o John). Tanto hombres como mujeres recompensaron en mayor grado a los candidatos varones. A iguales méritos, ellos recibían una percepción mayor en su “competencia, empleabilidad y en la disposición de los contratantes a ayudar al candidato”. De media, los participantes ofrecieron un salario inicial de 26.500 dólares al año para las mujeres. A los hombres, 30.200.

Ante esta reflexión, Ángela nos contó el comentario de un chico de 3º de la ESO de otro centro: “pues mejor para mí”.  Para conseguir igualdad, es fundamental que los varones trabajen para desprenderse de este y otros privilegios. O al menos ser conscientes de que son privilegiados en ciertas situaciones, por ejemplo al poder salir a la calle sin miedo solos y por la noche. Es difícil, pero necesario.

Hombres y mujeres tienen que trabajar juntos contra los roles de género que nos limitan. Uno de los agentes que contribuyen a la perpetuación de los roles de género son los medios de comunicación y en concreto la publicidad sexista, que se analizó en la segunda parte del taller. Ya es bien sabido que la publicidad sexista ofrece modelos tradicionales de mujer y contribuye a la objetivación del cuerpo de la mujeres. Pero no sólo afecta a las mujeres. Recientemente, por ejemplo, una campaña publicitaria del café Marcilla sacó un  anuncio donde publicitaba su nuevo abre fácil a costa de ridiculizar a los hombres.  Detrás del supuesto chiste gracioso sobre el estereotipo “los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez”, la idea que subyace es asumir que los hombres no tienen habilidades domésticas, perpetuando así los roles de género establecidos.

Por último, el taller concluyó relacionado todo hablado con la forma en la que se establecen las relaciones para reflexionar sobre cómo tendría que ser una relación sana y su incompatibilidad con las actitudes y pensamientos machistas analizados con anterioridad.

En fin, un enriquecedor taller que agradecemos desde aquí y que nos sirve para continuar el debate sobre conceptos fundamentales de feminismo en nuestro centro.

Día de las escritoras

El año pasado, el 17 de octubre se celebró, por primera vez, el Día de las Escritoras. 
La celebración, de carácter anual, se convoca el lunes siguiente a la fecha del 15 de octubre, festividad de Teresa de Jesús. En 2017 la fecha de celebración es hoy,  16 de octubre.
Esta iniciativa “quiere dar visibilidad a las figuras femeninas, a la sabiduría, autoridad y autoría de las mujeres en un acto ‘necesario mientras existe tanta desigualdad’, según  Laura Freixas, la presidenta de la Asociación de Clásicas y Modernas, entidad que ha llevado a cabo esta iniciativa junto con la Biblioteca Nacional y la Federación de Directivas y Empresarias.
Por este motivo queremos animaros hoy a llevar a vuestras clases la celebración de alguna de vuestras escritoras favoritas (yo tengo muchas), o la organización de algún evento a nivel de centro.
Aquí os dejo una idea para la celebración del Día de las escritoras en el IES Alfaguara, de Yunquera. Mi querida amiga Ana Belén Cañamero y otras compañeras eligieron destacar la vida y obra de Juana de Ibarbourou, Alfonsina Storni y Emilia Pardo Bazán.
 Trabajaron en dos sesiones de tutoría aspectos de su vida y algunos de sus textos, y posteriormente, el día 17, se realizó una lectura pública de algunas fragmentos en la biblioteca.
 En los enlaces a continuación podéis acceder a las hojas de trabajos que elaboraron sobre cada escritora para trabajar en los diferentes niveles de la ESO:

Modelos de mujer para inspirar a las niñas

Mirad que idea tan chula la de Jaime C. Moore, fotógrafa y madre, que ha decidido jugar con su hija a disfrazarse de mujeres admirables del pasado y la ha fotografiado como regalo para el día de su quinto cumpleaños. Genial poder cambiar el disfraz de princesa por un disfraz de Amelia Earhart o Helen Keller!

ameliaandemmapostsizelogo

emmaandhelenlogoMirad más fotos aquí. ¿Qué os parecería hacer algo así en clase? Os puede servir de inspiración en trabajo que hace Asun Gandarillas, con su alumando de Imagen Personal. Se caracterizan de mujeres relevantes, compositoras, artistas, etc. y aprovechan para profundizar en sus figuras. ¡Es una idea buenísima!

Eres más bella de lo que crees

Anda circulando el vídeo de la campaña publicitaria de una conocida firma de cosméticos que merece la pena poner en clase.

Se trata de un vídeo resumen de un experimento realizado a varias mujeres que tenían que describir sus rasgos faciales a un dibujante forense (de esos que hacen los retratos robots de criminales) de manera anónima. Más tarde sus propios retratos robots se comparaban con otro retrato de ellas mismas, pero esta vez sugerido por la descripción de personas a las que acababan de conocer. El resultado pone de manifiesto que las mujeres suelen ser más duras a la hora de juzgar sus propios rasgos que al juzgar a quienes acababan de conocer.

Es una buena oportunidad para reflexionar sobre el concepto de belleza y la insatisfacción que produce en muchas mujeres mirarse al espejo.

En clase, en 4º de ESO, pusimos el vídeo en inglés (sin subtítulos, aunque está disponible con subtítulos si el nivel de la clase es bajo) y les hice preguntas para que me explicaran el experimento. Después, les pedí que intentaran identificar datos concretos, como el período de tiempo de trabajo del dibujante para el FBI, o las partes de la cara mencionadas que podían reconocer.

Ante la pregunta de si les gustaba lo que veían cuando se miraban al espejo, la mayoría de las chicas contestaron que no, y la mayoría de los chicos que sí. No sé si es la realidad o simplemente la acción del pudor masculino (sumando al de adolescente) a reconocer sus debilidades.

Al final, llegamos a la conclusión sobre lo necesario que es aprender a quererse a una misma y a uno mismo, a ver lo mejor que tenemos, como primer paso para ser feliz y tener éxito en la vida.

Es innegable que la campaña tiene aspectos criticables, como por ejemplo, que el vídeo puede esconder una idea demasiado idealizada de la belleza (a la hora de hablar de cuáles son los rasgos más aceptados y los que no) o esconder el hecho de que la belleza no es lo único que influye en la vida de una persona.

Aquí os dejo otro artículo de interés, y el enlace a la campaña “No seas presa de la talla” para reflexionar en clase sobre los estereotipos de la belleza hoy en día.

Mujeres y paz, continuación

Otra visión de la guerra muy necesaria, una visión diferente a la que nos ofrecen los medios de comunicación, la visión de quienes viven la guerra en primera persona.

Zainab Salbi cuenta historias fuertes de la “retaguardia”; historias de mujeres que siguen con la vida cotidiana durante los conflictos, y hace un llamado a que las mujeres tengan un lugar en la mesa de negociaciones cuando la lucha termina.

“La guerra no se trata de ruido, sino de silencio, el silencio de la humanidad”, “La paz es el hecho de que me vuelvan a crecer las uñas de los pies”… Food for thought

Más sobre mujeres y paz en este blog, aquí.

 

 

 

Vidas de maestras

Ser maestra es una forma de estar en el mundo; ligada a un trabajo, sí, pero no reducible a él, porque prevalece siempre la búsqueda de sentido, de ponerse en juego, de escuchar a los niños y a las niñas, y atender a sus necesidades. Y es desde ahí que se hace viable la posibilidad de que surja lo nuevo, lo original, lo no pensado; no persiguiendo la novedad sino el sentido, centradas en las ideas y no tanto en las técnicas.
Para muchas mujeres, ser maestra no es un oficio solitario o autista. Buscar y encontrar su lugar en la escuela, como en el mundo, se apoya y se potencia en un círculo de autoridad femenina, en el reconocimiento de nuestra genealogía, de lo que nos liga a otras mujeres. Es saberte vinculada y pertenecer a un saber y sabiduría en femenino.
La existencia de una comunidad femenina apoya la libertad de otras mujeres (y puede ser un referente para la de los hombres).”

Esto que escriben Nieves Blanco y Remei Arnaus refleja lo que siento cada vez que empieza el curso y vuelvo a pensar en lo que me mueve para disfrutar el día a día como profesora. También recogen el bienestar que me produce reunirme con mis compañeras de mi grupo de trabajo de coeducación, que son parte de esa comunidad femenina de la que me nutro en mi práctica docente. Todas ellas son “mujeres [que] trabajan cada día para hacer de la escuela un lugar de cultura, un espacio civilizador. Lo hacen desde distintos lugares, desde diferentes posiciones y con distintas ideas. Pero todas ellas aportan una riqueza que la escuela y la sociedad no puede permitirse desechar.”

Estas inspiradoras palabras están recogidas en un artículo titulado “Ser una maestra hoy“, que publica este mes Cuadernos de Pedagogía. Este artículo es la introducción del especial “Vidas de maestras” que recoge narraciones personales de varias maestras de primaria, secundaria y universidad, en el que estoy muy contenta de haber podido participar.

Este es mi relato.

Sobre intolerancia religiosa: una experiencia en el aula

“Confinada en una celda aislada pasa los días Asia Bibi, la mujer cristiana condenada a la horca por blasfemia en Pakistán. Esa habitación de tres por tres metros es el destino de los condenados a muerte desde que se dicta sentencia hasta que se consuma. Bibi ha estado allí los últimos tres meses de los 20 que lleva recluida. […]

Bibi atribuye su castigo a la “mala suerte”. Niega en redondo las acusaciones. “Yo no cometí blasfemia. Nunca hablaría en contra del Profeta. Y creo que Dios ha visto todo y al final las cosas volverán a su lugar”, señala con voz suave, pero firme. Dice que fue acusada de blasfema por tener problemas con algunas personas de su aldea, que la discriminaban a ella y a su familia por ser los únicos cristianos del pueblo”. Leer la historia completa en El País

Llevar historias como esta a clase, consigue conmover a las chicas y los chicos sensibles a las injusticias.

Nines, compañera de Historia, profesora comprometida con la justicia y los derechos humanos, puso en clase el caso de Asia Bibi como ejemplo de los problemas de convivencia que causa la intolerancia religiosa y animó a sus alumnas y alumnos a hacer algo por ella. Es también una forma de implicar al alumnado con el ciberactivismo y hacerles comprender que su voz también cuenta.

Esta es la carta que dos alumnas de 4º B, Angelina Exley y Khaoula Temsamany, de nuestro centro, han escrito al Presidente de Pakistán, en protesta a la condena a Asia Bibi:

Señor Presidente,
Me dirijo a usted para informarle que no estoy nada de acuerdo con lo que va a hacer.
Quiero comunicarle que yo (Angelina), soy cristiana y una de mis mejores amigas es musulmana (Khaoula) y nos llevamos muy bien.
Yo (Khaoula), apoyo a mi amiga en todo lo que le ha dicho, pues yo soy musulmana de Marruecos y vivo en España, y los españoles la mayoría son cristianos, pero a mi nadie me critica por ser musulmana, me tratan todos de igual y con mucho respeto, porque seamos de la religión que seamos nadie debe criticar a nadie por ser de otra religión.
Espero que haga caso a muchos de los consejos que se le dan.
Un saludo.
Khaoula Temsamani y Angelina Exley.

La importancia de las tareas domésticas

En nuestro centro hemos organizado un taller de saberes domésticos para 1º de la ESO, para empezar a implicarse todo lo posible en el cuidado de la casa y de los objetos que nos rodean para nuestro propio cuidado y el de las personas que nos rodean.

Es una actividad que ya se organiza en muchos centros y que tiene resultados muy satisfactorios, aunque sólo sea por el buen rato que pasan los alumnos/as implicados.

Los talleres han incluido la práctica de costura, limpieza, cocina y plancha:

Hemos contado con la inestimable colaboración de las alumnas y el profesorado del Ciclo de Atención sociosanitaria de nuestro centro, que han coordinado la actividad en sus instalaciones. ¡Muchas gracias!

Aquí tenéis algunas fotos del evento.

Conmemoración 25 de noviembre en el IES Licinio de la Fuente

Este año, con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, hemos querido incidir en la necesidad de tratar el problema de la violencia hacia las mujeres desde el punto de vista positivo, es decir, trabajar el tema del amor sano que produce felicidad, frente a la idealización del amor romántico, que a veces esconde estereotipos que pueden causar violencia.

Para tratar esto y para visibilizar discriminaciones y violencias cotidianas entre chicos y chicas, hemos llevado al aula, con la colaboración de profesorado implicado en el proyecto “Valores, mes a mes” (¡y alguno más a quienes agradecemos su colaboración!) varias actividades, entre las que destacan las actividades dinamizadas por las alumnas del ciclo de atención socio sanitaria de nuestro centro.

Estas dinámicas han girado en torno reflexión sobre valores positivos para una relación amorosa (por ejemplo, con la actividad “el puchero del amor”) o la reflexión sobre mitos en torno a la violencia con actividad (el juego del “verdadero-falso”). Aquí tenéis algunas fotos:

Todos los cursos, después de la actividad o el debate, han recogido una o varias frases positivas en un trozo de tela que las alumnas de 1º del ciclo de sociosanitaria han cosido con mucho esmero. Nuestro homenaje con esta actividad al trabajo invisible de las mujeres, que nos hace la vida más fácil.
Este es el precioso mural resultante:

Y más murales que han confeccionado con Ana, en la asignatura de plástica para reflexionar contra diferentes violencias a mujeres, como la violencia hacia las mujeres afganas con el burka o hacia las mujeres jirafa de Birmania.

Por último, os dejamos unas fotos de las pancartas que el alumnado de 4º de la ESO llevó a la manifestación contra la violencia machista por las calles de Coín.

Además, nuestro equipo de mediación estuvo repartiendo panfletos informativos y unas preciosas pegatinas (gracias por el diseño, Eloísa, y por la ejecución a Rocío Moreno).

Y no se nos puede olvidar dar la enhorabuena a Alicia Jiménez González de 1º ESO E, por haber sido la ganadora del concurso de dibujos contra la violencia de género, organizado por la asociación Amatista, de Coín.

¡Gracias a todas y todos por participar!