Archivo de la categoría: IES Pablo Picasso

Movilización del IES Pablo Picasso contra la violencia de género

El pasado mes de mayo salimos por las calles de Málaga con  un grupo de chicas y chicos de 3º ESO a denunciar la violencia de género con una movilización, de negro y en silencio, con frases típicas del ciclo de violencia en una pareja.

Esta movilización ha sido diseñada por el alumnado como acción final que culmina el taller “Actúa con cuidados. Transforma la realidad”, con la colaboración de la ONG Intered, con quienes trabajamos en nuestro centro desde hace varios años.

Es un taller muy interesante que ha facilitado Teresa Pineda, responsable de la campaña en Andalucía, que consta de aproximadamente diez sesiones.

Así ha sido este taller en esta ocasión, por si os interesa hacer algo similar.

La primera sesión se dedicó a trabajar la coordinación de grupo con el ‘juego de la pelota imaginaria’. Por otra parte para favorecer el autoconocimiento y el conocimiento de las cualidades del grupo se practicó la dinámica “¿Cómo somos?”. Consiste en pensar en tres cualidades positivas y escribirlas en un post-it. Después, se hace recuento en pizarra, pegando los post-its en orden. En el centro va lo más importante para el grupo, y en la periferia las menos importantes. Es muy efectivo para reflexionar sobre las cualidades a las que damos más importancia.

Como tarea, Teresa pidió al alumnado observar en casa como funcionan las tareas domésticas y prestar también atención a las tareas de comunicación en diferentes ámbitos.

La segunda sesión estuvo dedicada a reflexionar sobre los cuidados.
En primer lugar se generó un diálogo para compartir situaciones especiales de cuidado y cómo las han vivido. Se les invitó además a expresar lo que aprendieron y cómo se sintieron.

Salieron reflexiones muy interesantes sobre momentos claves para ellos/as en los que tuvieron, por ejemplo, que ayudar a su madre cuando estaba embarazada, ayudar a su madre que se rompió un brazo,  ‎visitar a una hermana hospital y hacerla reír, pasar tiempo con un primo con parálisis cerebral, ‎cuidar a un abuelo abuelo enfermo (“no me gustaba verlo sufrir pero lo hacía”), ‎ayudar a amistades ante un conflicto con otra persona, enfrentarse a una operación de una abuela (“me hizo más fuerte tener que ver el sufrimiento”), una rotura de tobillo, pierna y clavícula, que sirvió para unir a la familia, “porque me visitaban todos los días”.
Pudimos comprobar así que se viven situaciones especiales desde muy jóvenes y es muy importante reflexionar cómo los cuidados (o su falta) nos marcan la vida.

La segunda dinámica sobre el tema consistió en reflexionar sobre imágenes relacionadas con los cuidados.
Cada quien escogió una y justificaron su elección. Algunos ejemplos que salieron fueron una imagen de mujer cargada y un hombre libre de carga, un chico la coge “porque representa la injusticia”. Un foto de un ‎abrazo de un hijo y un padre anciano, le llama la atención a un chico que piensa que “muchos hijos se desentienden de sus padres”.
Otro chico escogió una foto que muestra relación padre-hijo, porque “echo de menos esa relación”. Un abrazo de pareja representa para una chica “la reconciliación”, para otra un niño jugando con madre, representa “los cuidados de los padres (sic)”. Un padre con su bebé les sugiere “cómo se vuelca mi familia conmigo”.

La tercera sesión estuvo dedicada a hacer un simulacro de experimento social sobre la división de roles.
Con los ojos cerrados les ponen pegatinas de dos colores. Una de las pegatinas tiene una marca (una cruz). Durante un minuto tienen que cumplir una norma en absoluto silencio: formar grupos. La reflexión posterior gira en torno a preguntas tipo, ¿como lo habéis conseguido? ¿cómo os habéis sentido? ¿qué relación tiene esto con la sociedad?

Este experimento ayuda a ilustrar la división de grupos chico-chica (pero también por etnia, clase, etc.), que es fácil de relacionar con la división en colores  y que ya se marcan desde la infancia. Además, es en un buen ejemplo para revisar cómo se distribuye el poder y la necesidad que mostramos los humanos para clasificar a la gente. Por otro lado, el elemento singular, la cruz, sirve para analizar la existencia de la doble discriminación.

A partir de este juego se profundizó sobre los roles de género y se analizaron las diferencias entre hombres y mujeres, partiendo de la premisa de tener que explicárselas a un marciano, lo que da pie a centrarse en varios aspectos, incluyendo el aspecto exterior.

Así quedó la pizarra tras el debate

A la hora de analizar el aspecto y la vestimenta salieron reflexiones interesantes , como el hecho de que también es una marginación para los chicos no poder acceder a la vestimenta femenina, o cómo estas diferencias en el aspecto y la vestimenta marcan también diferencias de poder: mujeres sexualizadas, hombres con estatus.

En la cuarta sesión se desarrolló una dinámica Marta Pascual, para pensar en cuál es el centro de la vida, una propuesta muy interesante desde el ecofeminismo.
En grupos tenían que agrupar las actividades de la sociedad según los siguientes criterios.
Grupo uno: ordenar actividades según sean mejor para el cuidado de la vida a peor para el cuidado de la vida.
Grupo dos: según sean mejor o peor para la economía
Grupo tres: según sean mejor o peor para la naturaleza.

Los chicos y chicas sacaron a relucir como conclusión que la vida y el medio ambiente están relacionados, pero que no ocurre lo mismo con la economía: “las empresas solo piensan en el dinero, no en la vida”, comentaba una alumna.

En el grupo 1 debatieron sobre la importancia del medio ambiente, que puede ayudar a resolver conflictos, en primer lugar, porque puede evitar guerras, por ejemplo.
En el grupo 2 salieron dudas sobre cómo la televisión y las comunicaciones (móviles) ayudaban a cuidar de la vida- También descubrieron la importancia de los movimientos sociales para cuidar la libertad de expresión.
El grupo 3, de economía, tuvo dudas al principio si ordenaban sus actividades según el valor de las cosas (su importancia para la vida) o el volumen de negocio que producen y si rentabilidad económica (coches de lujo vs teléfonos móviles).

También se puso de relieve el hecho de que las mujeres suelen hacer lo indispensable para la vida, pero suelen aparecer al final en la lista en las actividades económicas.

Con esta dinámica hicieron un análisis de la sociedad, después de haber hecho un análisis personal en sesiones anteriores

En la quinta sesión eligieron un tema para trabajar y sobre el que basarse para desarrollar una movilización social de concienciación.
Para ello también vieron ejemplos de vídeos con acciones reivindicativas. Eligieron hacer una movilización contra la violencia contra las mujeres.

A partir de la sexta sesión y durante las siguientes tres sesiones tuvieron tiempo de debatir qué tipo de movilización iban a hacer y reflexionar sobre este tema concreto.

Estos son algunos recursos interesantes que se utilizaron para la preparación:

Durante estas sesiones debatieron y escribieron frases típicas de una relación violenta. Con ellas construirían esa escalera de violencia en la que se ven inmersas muchas mujeres hoy día y saldrían a la calle para denunciar este problema.

Este es el resultado:

Una gran experiencia que seguro que repetirán.

Anuncios

Taller “Ni un beso a la fuerza”. Más conceptos fundamentales

El pasado mes de diciembre, nuestro alumnado de 1ºBachillerato tuvo la oportunidad de disfrutar de un interesantísimo taller de Sui Generis-Psicología Género Sexualidad, titulado “Ni un beso a la fuerza”.

Ángela París, la facilitadora, animó a los chicos y chicas a opinar sobre conceptos como feminismo, machismo, feminazi o roles de género y destacó la importancia de buscar algo que aplicar a nuestra propia vida después del debate.

Se nota que llevamos trabajando mucho tiempo sobre el tema en el centro, pues nuestro alumnado fue capaz de sacar definiciones muy precisas sobre estos términos.

Definieron, por ejemplo, el feminismo como un movimiento social por la igualdad entre hombres y mujeres. No tenían tan claro, sin embargo, sus orígenes, que se remontan a la revolución francesa.

Sobre el machismo, lo calificaron como el conjunto de creencias, acciones y emociones que creen que el hombre es superior. Sobre este tema también salió a relucir el término “hembrismo”, que sería lo contrario del machismo, aunque, como comentó Ángela, este término no es una realidad a nivel práctico, pues ¿acaso hay alguien que defiende la superioridad de la mujer en la sociedad?

Un poco más de duda causó el término “feminazi“, aplicado actualmente de forma peyorativa a mujeres que defienden la igualdad para despreciarlas. Este término fue acuñado por un periodista americano de los noventa y aludía a las mujeres que defendían el movimiento proabortista.

El último de los conceptos que se debatió fue “roles de género”, los diferentes papeles que hombres y mujeres tienen asignado según su sexo. Los roles masculinos están mejor considerados por la sociedad, y esto es motivo de discriminación en diferentes áreas. Por ejemplo, la discriminación salarial, como demuestra una  investigación que hicieron hace unos años en la universidad de Standford.

En una prueba de doble ciego, 127 sujetos recibieron varios currículums iguales en los que sólo variaba el género del nombre del solicitante (Jane o John). Tanto hombres como mujeres recompensaron en mayor grado a los candidatos varones. A iguales méritos, ellos recibían una percepción mayor en su “competencia, empleabilidad y en la disposición de los contratantes a ayudar al candidato”. De media, los participantes ofrecieron un salario inicial de 26.500 dólares al año para las mujeres. A los hombres, 30.200.

Ante esta reflexión, Ángela nos contó el comentario de un chico de 3º de la ESO de otro centro: “pues mejor para mí”.  Para conseguir igualdad, es fundamental que los varones trabajen para desprenderse de este y otros privilegios. O al menos ser conscientes de que son privilegiados en ciertas situaciones, por ejemplo al poder salir a la calle sin miedo solos y por la noche. Es difícil, pero necesario.

Hombres y mujeres tienen que trabajar juntos contra los roles de género que nos limitan. Uno de los agentes que contribuyen a la perpetuación de los roles de género son los medios de comunicación y en concreto la publicidad sexista, que se analizó en la segunda parte del taller. Ya es bien sabido que la publicidad sexista ofrece modelos tradicionales de mujer y contribuye a la objetivación del cuerpo de la mujeres. Pero no sólo afecta a las mujeres. Recientemente, por ejemplo, una campaña publicitaria del café Marcilla sacó un  anuncio donde publicitaba su nuevo abre fácil a costa de ridiculizar a los hombres.  Detrás del supuesto chiste gracioso sobre el estereotipo “los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez”, la idea que subyace es asumir que los hombres no tienen habilidades domésticas, perpetuando así los roles de género establecidos.

Por último, el taller concluyó relacionado todo hablado con la forma en la que se establecen las relaciones para reflexionar sobre cómo tendría que ser una relación sana y su incompatibilidad con las actitudes y pensamientos machistas analizados con anterioridad.

En fin, un enriquecedor taller que agradecemos desde aquí y que nos sirve para continuar el debate sobre conceptos fundamentales de feminismo en nuestro centro.

Documentales premiados: “Afirmando los derechos de la mujer”

Como el curso pasado, también este año hemos acudido con cuarto de ESO a ver los documentales premiados en el Festival de cine en español de Málaga en la sección “Afirmando los derechos de la mujer”.

La película premiada este edición fue: Free- Hadijatou J’accuse, de Lala Goma y Rosa Cornet. Es la historia de Hadijatou Mani, que sufrió doce años de esclavitud hasta que logró escaparse y llevar su caso ante la justicia. Fue la primera mujer en Níger en hacerlo.

La esclavitud es, desgraciadamente, el destino de muchas mujeres en Níger, ya que se considera una costumbre comprar a mujeres de familias sin recursos, a pesar de que está prohibido por ley.

Es un documental rodado con muchas dificultades, como explicó una de sus directoras. En primer lugar por presupuesto, pero también por problemas políticos, ya que es una zona en la que se encuentra activo Boko Haram.

Es demoledor ver la reacción de la gente allegada. Resignación. La esclavitud es costumbre. “¿Crees q es una buena costumbre?,” le pregunta el entrevistador, miembro de la ONG Timidria al mediador, que realiza la compra-venta, “No pero no podemos hacer nada”.

Afortunadamente sí hay quién hace algo, en concreto la ONG Timidria, que ayudó a liberar a Hadijatou y a otras nueve de las trece esclavas en posesión de El Hadj Souleymane.
Gracias a la lucha y a la fortaleza de Hadijatou, su caso logró sentar precedente para casos similares. Apeló incluso a Ecowas, que condenó a Niger por permitir la esclavitud. Gracias a su caso, está criminalizada la posesión de esclavas desde 2013. En 2014 tuvo lugar la primera condena a un hombre por posesión de esclavas.

Y todo a costa de un gran esfuerzo mental, pero también económico, pues no es nada fácil desplazarse por Níger y Hadijatou tuvo que acudir hasta diecinueve veces al tribunal de la capital de su región. En un país donde la pobreza es la norma, es difícil encontrar a alguien con su entereza y la determinación.

A pesar de su lucha se calcula que todavía hay unas 40000 esclavas en Níger. Además, las antiguas esclavas viven en comunidades separadas, como la comunidad Zagon Abolo. Y la tradición sigue mandando.

Uno de los momentos más impactantes de la película, para mí, tiene que ver con el reencuentro madre- hijos. Una vez conseguida su libertad, intenta pedir la custodia de los hijos que se habían quedado con su captor (y padre). Ellos no quieren vivir con su madre porque consideran que los ha abandonado, por lo que no consigue su custodia, pero sí el derecho a visitarlos.  Pues bien, cuando Hadijatou consigue ir a la casa en la que había estado cautiva para visitarlos, después de muchos años sin verlos, se conforma con tan sólo cruzarse con su hijo mayor, pues por tradición en Níger “una madre no puede hablar con su hijo mayor”.

Cuánto daño están haciendo las tradiciones. Como la tradición de los matrimonios acordados en la India, de lo que trataba el interesante segundo documental premiado, 50 rupees, de Nagore Eceiza.

Además, esta edición de los premios contó con una muy interesante “masterclass” de la directora Marina Seresezky, que también proyectó su conmovedor corto, La boda, muestra de solidaridad entre mujeres.

Ella dice que hace “cine con mujeres”, no “para mujeres”. Supongo que quiere huir de las etiquetas que supone el calificativo “para mujeres”, ¿sentimientos? ¿lágrimas? Sigue con mala prensa ser capaz de sentir…

Nos estuvo contando datos de la flagrante desigualdad en el mundo del cine. A saber,
en primer lugar,  ni el 95% de las películas actuales  pasan el  Test bechdel, las directoras cobran 40 por ciento menos y hay un 8% menos de protagonistas mujeres.

Nos conto también cómo veía claramente diferencias en los guiones según los escribieran mujeres o varones. Los escritos por mujeres suelen mostrar a parejas en las que ambos miembros están enamorados, en los guiones de autores varones, las mujeres suspiran (por ellos), ellos no…

Esta directora defiende ser tratada igual que sus compañeros varones , e insiste en que hay que seguir luchando hasta que preguntas en entrevistas como la famosa “¿Cómo haces para conciliar?” no sean exclusivas para mujeres.

Estoy muy de acuerdo con ella en la necesidad de trabajar en educación y en dar visibilidad para que el cambio sea posible. Sobre la visibilidad, contó una anécdota que me llamó la atención. En una charla, alumnas de trece años declaraban que no sabían que las mujeres pueden ser directoras de cine. Mis alumnas no suelen llegar a ese punto. Pero está claro que los referentes son necesarios para imaginarte en ese papel.

Os dejo, por último, con el acertado consejo que nos ofreció:
“Pensar en lo que cada uno puede hacer por la igualdad, con humor, con alegría, pensando en positivo, sobre todo en educación, “dando la matraca”, sin dejar pasar micro machismos.”

Sobre el ocho de marzo

El pasado miércoles 8 de marzo fue un día especial para mí en el instituto.

Es una de las pocas veces en los doce años que llevo de docencia activista feminista en las que noté que se hablaba con interés del tema, que se celebraba (o criticaba) el Día Internacional de las mujeres.

El miércoles la gente debatía en la sala de profesores. Muchas profesoras y algunos profesores varones se interesaban por las actividades organizadas en el centro para ese día, se lamentaban por los actuales problemas que causan la desigualdad e incluso se sumaban al paro convocado por organizaciones feministas para las doce de ese día.

Sentí que no éramos solo dos profesoras preocupadas que intentábamos concienciar a nuestro alumnado en la clase. Y eso me gustó. Muchas profesoras (y algunos profesores) hablaron del tema en clase, llevaron al alumnado a la exposición que habíamos organizado en el centro para homenajear a mujeres destacadas, o a ver la interesante proyección homenaje a mujeres destacadas que Víctor, nuestro secretario, organizó. Es clave, desde luego que el equipo directivo esté implicado y que apoye la participación en iniciativas de este tipo.

Exposición: No a la invisibilidad. Levanta tu máscara.

Me gusta que se esté popularizando la conciencia social sobre la desigualdad, que aparezcan a menudo noticias en la prensa, que artistas populares y actrices famosas se definan públicamente como feministas, por ejemplo.

Y no quiero decir con esto que no haya que seguir trabajando. De hecho, también hubo ese día voces discordantes, profesores varones que declararon que no hace falta un día como este, que ya hay igualdad. Escuché incluso frases de lo más estereotípicas, algunas pronunciadas por compañeras:  “las chicas, [cuando se portan mal], son mucho peores que los chicos”. Otras, por compañeros varones, como que la desigualdad salarial es un “bulo” o que, para que nos íbamos a engañar, la culpa de que el deporte femenino no tuviera público es de las mujeres o no me gustaría que mi hijo (varón) hiciera gimnasia rítmica. Muy sincera, por otra parte, esta última declaración, que se completó con un “pero lo aceptaría, claro”.

Esa es una de las claves del trabajo de concienciación, desde luego, aprender a vivir con las contradicciones. Es difícil cambiar conciencias, pero al menos hay que intentar cambiar actuaciones. Si eres capaz de aceptar que tu hijo o hija haga algo diferente de lo que a ti te gustaría, ya es un avance. Se hace camino al andar.

Y la culminación del día fue contar con la presencia de un grupo de alumnas (y algún alumno varón) en la manifestación por las calles de Málaga, fuera de horario escolar. Ahí es donde realmente se demuestra la implicación.

 

Gracias a Teresa, de Interred, que colabora en nuestro centro, este grupo de alumnas recibió el ánimo y estímulo suficiente para sentirse aludido. Decidieron organizar una performance con la que participaron en la manifestación. De negro, en silencio y maquilladas como mujeres maltratadas estuvieron en fila, de pie, en la plaza de la Constitución, ayudando a remover conciencias. Qué gran día.

Taller de resolución de conflictos desde la perspectiva de género

El viernes tuvimos la gran oportunidad de recibir un taller impartido por Rocío Carmona Horta y Mediadora sobre resolución de conflictos desde la perspectiva de género para alumnado de 3º de la ESO.

Estos talleres están promovido por Solucion@, asociación para la resolución de conflictos y subvencionados por el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga.

dsc_0007

En la vida cotidiana nos enfrentamos a conflictos a diario y es importante dar a nuestro alumnado herramientas para poder resolverlos de la mejor manera posible evitando las salidas más comunes y  perjudiciales: la expresión de la violencia o la aceptación tácita sin haber resuelto el problema.
Evidentemente, la mejor forma de resolver un conflicto es con diálogo, con la negociación, teniendo en cuenta las necesidades de los demás. Como bien remarcó Rocío, es importante tener en cuenta que las dos partes implicadas buscan una ganancia en la negociación.

dsc_0009

Para tener éxito en la negociación cuando nos enfrentamos a una situación problemática es preciso saber identificar las emociones y canalizarlas. Esto es, tener inteligencia emocional.

Rocío, como psicóloga experta en igualdad de género y educación sexual, nos explicó también cómo afecta a la inteligencia emocional la variable género, ya que según nuestro género censuramos ciertas emociones: por ejemplo, los chicos censuran el miedo y las chicas la ira, por lo general.

Solo desde la educación consciente de estos sesgos podemos ayudar a que nuestro alumnado pueda expresar sus sentimientos independiente de su género y desarrolle por igual todas competencias sociales.

Entre las competencias sociales que se trabajaron en el taller y que son tan importantes para la vida cotidiana están la empatía, la ayuda, el cuidado, la escucha, la observación o la asertividad.

Qué importante es para ser feliz saber lo que necesito y saber expresarlo, saber lo que los demás necesitan y escuchar, esto es, manejar nuestra vida con asertividad y empatía.
Sobre esto, nuestro alumnado comprendió la necesidad del cambio de perspectiva ante los problemas: del tú al yo. No se trata de culpar a los demás “tu es que siempre…” sino “a mí me molesta…”.

Después de explicar los conceptos básicos, nos embarcamos en la segunda parte del taller, la parte práctica, en la que realizamos ejercicios para aprender modos de comunicación no violenta y asertiva.

dsc_0016

El primer ejercicio fue identificar la diferencia entre observación o interpretación.
Por ejemplo, “Mi madre es una pesada, todos los días igual” es una interpretación, mientras que “Todos los días mi madre me pregunta si me he lavado las manos antes de comer”, es una observación, algo que no juzga a la otra persona y permite la interacción.
Las interpretaciones crean barreras de comunicación y malentendidos, a saber, “Qué pesada” no transmite tu necesidad de confianza, si no solo un juicio sobre tu malestar.

El segundo ejercicio fue escoger una situación problemática para buscar una solución consensuada.
El alumnado aprendió a identificar y definir situaciones problemáticas buscando los factores importantes: quién, qué, cuándo, qué quiero conseguir ante este problema. Para la resolución del problema, Rocío propuso los pasos ESCALA, pensados para buscar una solución asertiva y empática.

img_20161014_102550
Por ejemplo, un grupo pensó en el siguiente problema: “mi amiga pasa demasiado tiempo con su novio.” Analizamos  cómo resolverlo aplicando los pasos ESCALA. Sobre este caso, destacamos  el problema de interpretación en el enunciado: “demasiado tiempo” es un juicio de valor. Además, el alumnado aprendió la importancia de
dialogar el problema con quien realmente está implicado, en este caso, la amiga, y no otras personas y de dar algo a cambio. La ganancia de ambas partes debe ser la meta para una negociación realista.

dsc_0027
Agradecemos a Rocío Carmona su disponibilidad para venir a nuestro centro a inspirarnos con su buen hacer.

Últimas actividades en el IES Picasso

Os dejo fotos de las últimas actividades que hemos organizado en nuestro centro en torno al Día internacional de la mujer.

Trabajo de reflexión contra la violencia de géneroTaller “Noviazgo igualitario”, 4º ESO

Trabajando por la visibilidad de las mujeres en todos los ámbitos:

Trabajos del alumnado:

Visita a exposición: Visita a la exposición “Letras de mujer”

 

 

 

Taller: Estereotipos de género en los medios de comunicación

Hoy hemos tenido la oportunidad de recibir un taller sobre estereotipos de género en los medios de comunicación, de los que estuvimos hablando en el post anterior.

El alumnado de 4º de la ESO ha podido analizar los modelos de hombre y mujer que ofrecen los medios de comunicación con Mabel, de la asociación de mujeres artistas Azul violeta.

wpid-dsc_0094.jpg

Entre otras cosas, hemos hablado de estereotipos en el cine en películas como Las mujeres perfectas, y del mundo de la publicidad: del cuerpo de la mujer como objeto y reclamo publicitarios en anuncios como este, o de los estereotipos que se perpetúan en campañas publicitarias como esta.

No hay que olvidar que la imagen estereotipada de hombres y mujeres es la base de la violencia de género, por eso es tan importante desarrollar la mirada crítica de nuestro alumnado ante este fenómeno.

Muchas gracias a Mabel por habernos invitado al debate en la clase y por implicarse en intentar hacer un mundo mejor.

Recopilando materiales

Llega el final de curso y el momento de pararse a reflexionar sobre lo trabajado y lo conseguido durante el año escolar.

Os traigo algunas actividades que he trabajado en clase con mi alumnado, por si os sirven de inspiración para cursos venideros, o por si tenéis a bien opinar o dejar vuestros comentarios para poder mejorarlas.

Como casi todos los años, en clase de inglés, hemos trabajado el origen del 8 de marzo, para, a partir de ahí, abrir actividades con el objetivo de visibilizar la genealogía femenina.

Además, en mis clases de la ESO hemos preparado biografías de mujeres destacadas para exponer en clase y debatir sobre ellas. Esta ha sido la propuesta de mujeres sobre las que trabajar y unas instrucciones para realizar un trabajo usando glogster.

Algunos de los trabajos que han realizado han sido sobre escritoras, como Suzanne Collins, o políticas como Hillary Clinton, y muchas más.

Por otra parte, aquí tenéis además una lectura sobre inventoras desconocidas, para bachillerato (o 4º ESO), que también he utilizado como punto de partida para el debate. También he vuelto a trabajar el sufragismo con la película Ángeles de Acero, les suele gustar mucho.

En segundo de la ESO, además, hemos hecho una actividad de manualidades para crear un broche que poder llevar para hablar y dar a conocer este día. Es un búho (símbolo de la sabiduría), violeta, por supuesto, con un cartel conmemorativo. La idea es de Isabel Hermoso, la coordinadora de coeducación de mi centro y el trabajo les ha gustado mucho.

Podéis ver fotos aquí.

La verdad es que ha funcionado muy bien el trabajo con manualidades relacionadas con el tema, como con  la actividad del diseño de camisetas contra la violencia de género sobre la que ya os hablé.

Y, por último, os dejo algunos trabajos del curso pasado con 3º de la ESO sobre tareas domésticas, que realicé con la inspiración de Marian Moreno, aunque una versión más corta. Lo titulé The Housework Challenge.

Mis alumnas y alumnos hicieron una presentación oral en inglés sobre la elaboración de una comida para su familia. Fue una experiencia muy recomendable.

Making a pizza
Making a pizza

Aquí tenéis algunas de las presentaciones que utilizaron para la exposición oral.

Por otra parte, hemos trabajado sobre el mundo de los cuidados con la ayuda de la ONG Interred, gracias a Marisol Aneas, profesora de economía de mi centro, que nos ha traído talleres a clase.

Pues bien, esto es una pequeña muestra de lo trabajado. ¿Alguna sugerencia sobre cómo mejorar y ampliar estas actividades? Lo siguiente es pensar en lo conseguido, pero, eso ya requiere más análisis y tiempo para que las actividades den sus frutos… Seguimos en ello.

Taller sobre sexualidad y visita a exposición con 4º ESO- IES Pablo Picasso

Hemos empezado el año con buen pie y cargadas de energías. Hoy mismo, hemos llevado a nuestras alumnas y alumnos de 4º de la ESO a visitar la interesantísima exposición Mujer Sujeto, que organiza la Asociación Azul Violeta, artistas por la igualdad, de Málaga, en la Sala de Exposiciones Distrito Bailén Miraflores. Calle Martínez Maldonado, 58.

“La Exposición Mujer Sujeto hace reflexionar en todo aquello que somos (y no somos) las mujeres. El grupo de artistas que exponen han realizado un trabajo de reflexión y cada una entrega un mensaje. Algunos hablan de belleza, del objeto del deseo y de las marcas en la piel. Otros hablan del tiempo, del largo camino que nos queda por recorrer, del amor incondicional, de los príncipes azules que no existen. Mensajes de dignidad, de libertad, mensajes acerca de ser una misma.” Leer más.

La comisaria y artista, Inmaculada López, nos ha acompañado y ha hecho reflexionar sobre cada uno de los estereotipos de género que denuncian las obras expuestas. Las chicas y chicos han podido opinar tanto sobre el mensaje que les tranmitía cada obra como sobre la obra en sí.

Es una actividad muy productiva que invita al debate. Lástima que acabe esta semana. Parece ser que va a volver a exhibirse en Málaga en algún otro momento.

Aquí tenéis el Catálogo de la exposición.

Además, antes de irnos de vacaciones, las alumnas y alumnos de 4º disfrutaron de un interesantísimo taller sobre sexualidad, llamado Sapiensex, a cargo de la psicóloga Rocío Carmona. Os lo recomiendo.

Podéis ver más fotos de las actividades en mi blog de clase donde he compartido información sobre la actividad.

Conmemoración 25 noviembre IES Pablo Picasso

Aquí os dejo algunas fotos de la actividad que hemos propuesto este curso en el IES Pablo , en diferentes asignaturas, para crear conciencia sobre la violencia contra las mujeres: diseño de camisetas con eslóganes contra la violencia y por los buenos tratos.

Además, aquí tenéis algunas propuestas didácticas para tratar el tema en la clase de inglés:

  • Materiales para trabajar la película Desert Flower, sobre la vida de Waris Dirie (adaptados de la web ESL Printables)
  • Materiales sobre la canción Pearl, de Katy Perry, sobre cómo se siente una mujer maltratada
  • Corto A través de sus ojos, sobre las consecuencias de la violencia hacia la mujer en la familia.

Aquí podéis ver todas las entradas que hemos trabajado sobre el tema en mi blog de clase de inglés.