Archivo de la categoría: Varios

Todas a la huelga

Anuncios

Año nuevo

Os deseo un muy feliz año nuevo lleno de alegrías, de placeres y de emociones felices.

¡Os deseo que las culpas queden obsoletas y nos queramos más cada día!

Culpas obsoletas

Un momento de soledad
de paz
y la tarde es mía.
Me puedo sentar a leer
sin sentirme culpable.
Sin pensar que debía salir
a comprar el líquido para desmanchar las alfombras
o bajar a jugar con la niña.

¿Cómo será, me pregunto,
no sentir incesantemente
que uno debería ocupar varios espacios al mismo tiempo?
No pensar, mientras se tumba uno con un libro,
que se debería estar haciendo otra cosa.
Asumir, como hacen los hombres,
la importancia del tiempo
que dedicamos al propio enriquecimiento.

Las mujeres
tenazmente sentimos
que le estamos robando tiempo a alguien.
Que quizás en ese preciso instante
se nos requiere
y no se cuenta con nosotras.
Precisamos
todo un entrenamiento
para no borrarnos, minimizarnos,
constantemente.

¡Ah! ¡Mujeres, compañeras mías!
¿Cuándo nos convenceremos
de que fue sabio el gesto
de extenderle a Adán
la manzana?

Gioconda Belli (Apogeo, 2002, Visor)

Taller “Ni un beso a la fuerza”. Más conceptos fundamentales

El pasado mes de diciembre, nuestro alumnado de 1ºBachillerato tuvo la oportunidad de disfrutar de un interesantísimo taller de Sui Generis-Psicología Género Sexualidad, titulado “Ni un beso a la fuerza”.

Ángela París, la facilitadora, animó a los chicos y chicas a opinar sobre conceptos como feminismo, machismo, feminazi o roles de género y destacó la importancia de buscar algo que aplicar a nuestra propia vida después del debate.

Se nota que llevamos trabajando mucho tiempo sobre el tema en el centro, pues nuestro alumnado fue capaz de sacar definiciones muy precisas sobre estos términos.

Definieron, por ejemplo, el feminismo como un movimiento social por la igualdad entre hombres y mujeres. No tenían tan claro, sin embargo, sus orígenes, que se remontan a la revolución francesa.

Sobre el machismo, lo calificaron como el conjunto de creencias, acciones y emociones que creen que el hombre es superior. Sobre este tema también salió a relucir el término “hembrismo”, que sería lo contrario del machismo, aunque, como comentó Ángela, este término no es una realidad a nivel práctico, pues ¿acaso hay alguien que defiende la superioridad de la mujer en la sociedad?

Un poco más de duda causó el término “feminazi“, aplicado actualmente de forma peyorativa a mujeres que defienden la igualdad para despreciarlas. Este término fue acuñado por un periodista americano de los noventa y aludía a las mujeres que defendían el movimiento proabortista.

El último de los conceptos que se debatió fue “roles de género”, los diferentes papeles que hombres y mujeres tienen asignado según su sexo. Los roles masculinos están mejor considerados por la sociedad, y esto es motivo de discriminación en diferentes áreas. Por ejemplo, la discriminación salarial, como demuestra una  investigación que hicieron hace unos años en la universidad de Standford.

En una prueba de doble ciego, 127 sujetos recibieron varios currículums iguales en los que sólo variaba el género del nombre del solicitante (Jane o John). Tanto hombres como mujeres recompensaron en mayor grado a los candidatos varones. A iguales méritos, ellos recibían una percepción mayor en su “competencia, empleabilidad y en la disposición de los contratantes a ayudar al candidato”. De media, los participantes ofrecieron un salario inicial de 26.500 dólares al año para las mujeres. A los hombres, 30.200.

Ante esta reflexión, Ángela nos contó el comentario de un chico de 3º de la ESO de otro centro: “pues mejor para mí”.  Para conseguir igualdad, es fundamental que los varones trabajen para desprenderse de este y otros privilegios. O al menos ser conscientes de que son privilegiados en ciertas situaciones, por ejemplo al poder salir a la calle sin miedo solos y por la noche. Es difícil, pero necesario.

Hombres y mujeres tienen que trabajar juntos contra los roles de género que nos limitan. Uno de los agentes que contribuyen a la perpetuación de los roles de género son los medios de comunicación y en concreto la publicidad sexista, que se analizó en la segunda parte del taller. Ya es bien sabido que la publicidad sexista ofrece modelos tradicionales de mujer y contribuye a la objetivación del cuerpo de la mujeres. Pero no sólo afecta a las mujeres. Recientemente, por ejemplo, una campaña publicitaria del café Marcilla sacó un  anuncio donde publicitaba su nuevo abre fácil a costa de ridiculizar a los hombres.  Detrás del supuesto chiste gracioso sobre el estereotipo “los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez”, la idea que subyace es asumir que los hombres no tienen habilidades domésticas, perpetuando así los roles de género establecidos.

Por último, el taller concluyó relacionado todo hablado con la forma en la que se establecen las relaciones para reflexionar sobre cómo tendría que ser una relación sana y su incompatibilidad con las actitudes y pensamientos machistas analizados con anterioridad.

En fin, un enriquecedor taller que agradecemos desde aquí y que nos sirve para continuar el debate sobre conceptos fundamentales de feminismo en nuestro centro.

Para conmemorar el 25 de noviembre

Otro año más se acerca la conmemoración del Día internacional contra la violencia hacia las mujeres y otro año más vemos a nuestro alrededor la necesidad imperiosa de concienciar a nuestro alumnado ante este grave problema social.

Los recientes eventos mediáticos, como el indignante juicio a “la manada”, los casos de abusos sexuales en Hollywood, o los terribles 50 casos de violencia de género este año, ponen de relieve lo imbricada que están en nuestra sociedad la violencia sexual y la todo tipo de violencia contra las mujeres.

Este problema llama a reflexionar sobre su origen, sobre el hecho de que sean varones quienes mayoritariamente ejercen violencia. Iñaki Gabilondo nos invita a pensar sobre el tema en este vídeo. Es verdad que puede ser simplificar mucho el tema, pero me parece muy útil para iniciar el debate en clase.

Sea por precariedad de la vida, sea por la violencia estructural de nuestra sociedad, es innegable la necesidad de repensar el concepto de masculinidad dominante. No hay excusa para la violencia contra las mujeres. No es cuestión de enajenación temporal, ni del alcohol o las drogas. Desterremos los mitos, las falsas creencias sobre la violencia contra las mujeres, y expliquémoslos en clase.

Por supuesto, la violencia contra las mujeres no es algo para ser recordado solo el 25 de noviembre, sino todo el año. Porque la solución es la educación, como afirma Leslee Udwin, autora de un documental sobre violación censurado en India.

Las campañas concretas en estos días, o las campañas mediáticas como la reciente #MeToo, parecen tener su efecto hoy en día, que no es poco. Sin embargo, para erradicar la violencia es necesario educar en nuevos modelos y nuevas formas de relaciones entre hombres y mujeres.

Además de los temas de reflexión expuestos arriba (en los enlaces podéis encontrar información), os dejo a continuación algunas sugerencias de trabajo en clase, recogidas con anterioridad en este blog.

  • Campaña Lazos blancos y recursos en papel para clase: pinchad aquí.
  • Cortos contra la violencia machista: pinchad aquí.
  • Ciberactivismo contra la violencia hacia las mujeres: pinchad aquí.
  • Otros materiales: pinchad aquí.

Por último, recordad que el próximo sábado tendrá lugar por las calles de Málaga una manifestación contra la violencia hacia las mujeres. Será a partir de las 12.00, en la plaza de la Merced. Convoca la Plataforma Violencia Cero
https://www.facebook.com/events/2079810965580265/

Al final de la manifestación, nuestro alumnado participará en una performance contra la violencia machista que ayuda a organizar Interred, la ONG que colabora en nuestro centro. Allí nos vemos.

Algunos conceptos: perspectiva y estereotipos de género

El curso pasado tuvimos la oportunidad de comentar el II Plan de Igualdad en un claustro donde empezamos a revisar conceptos fundamentales para coeducar.

Fue un debate interesante, aunque no tuvimos demasiado tiempo de profundiza. Por esto, os traigo aquí más información sobre estos conceptos y recursos para poder ofrecer a nuestro alumnado la oportunidad de reflexionar y crecer y desarrollarse libres de condicionamientos de género. Empezaremos con la perspectiva de género y los estereotipos de género.

¿Qué es la perspectiva de género en educación?

Hay quien llama a la perspectiva de género, ponerse las gafas violeta, en alusión al violeta como símbolo del movimiento feminista. Se trata de ponernos en la piel del otro o de la otra y ver  en qué medida lo que estamos enseñando afecta de forma diferente a mujeres o a varones por diversos motivos: sociales, históricos, biológicos, culturales, etc.

El mundo está sexuado y tener un sexo u otro condiciona, en la mayoría de los casos, la manera de ver el mundo. Además tener un sexo u otro es motivo de desigualdades. Se trata, por tanto, de incluir otra mirada en el discurso dominante para eliminar desigualdades.

Por ejemplo, en el mundo científico, es un hecho probado que “a lo largo de la historia, la investigación científica ha marginado, manipulado, ignorado e incluso torturado a las mujeres. El problema persiste”. Por esto, “cuando la ciencia se hace desde el punto de vista de grupos tradicionalmente excluidos de la comu­nidad científica, se identifican muchos campos de igno­rancia, se desvelan secretos, se visibilizan otras priorida­des, se formulan nuevas preguntas y se critican los valores hegemónicos (a veces, incluso, se provocan auténticos cambios de paradigma)”. Fuente El País.

Es necesario revisar en clase cómo los descubrimientos científicos, pero también también los hechos históricos o los premios literarios o la publicidad, afectan de manera desigual a varones y a mujeres. Esto es incluir la perspectiva de género y es el primer paso para desarrollar la visión crítica de nuestro alumnado y cambiar la mirada de las futuras generaciones.

Os propongo poner este vídeo para iniciar el debate:

¿Qué son los estereotipos de género?

Cuando miramos el mundo con perspectiva de género nos damos cuenta de la cantidad de estereotipos de género, es decir aquellos diferentes estereotipos asignados a varones y mujeres en nuestra sociedad, según lo que se espera de cada cual. Estos estereotipos, que se construyen durante los primeros diez años de vida,  son la base de las desigualdades por motivos de sexo y suelen condicionar nuestras elecciones profesionales, sociales e incluso vitales.

Por esto es tan importante reflexionar con nuestro alumnado sobre ello. La reflexión es la única manera de desarrollar la conciencia crítica para eliminar estereotipos. Os propongo un par de ideas: unos pictogramas y un vídeo para invitar al debate en clase.

Aquí podéis leer un artículo sobre el libro de la artista gráfica china Yang Liu, Man Meets Woman (Hombre conoce a mujer. Taschen, 2014), donde “contrapone los roles, estereotipos y realidades que pesan sobre las espaldas de tanto hombres como mujeres, mediante simples imágenes pictográficas con un mensaje muy directo.”

 

 

 

 

 

 

 

Y este vídeo, que es una iniciativa para el proyecto HeForShe impulsado por Emma Watson. Fuente La Vanguardia.