Archivo de la etiqueta: Charlas TED

Nuevas masculinidades

Es una evidencia que varones y mujeres somos diferentes desde el punto de vista de la biología (sexo) y que mostramos otras diferencias que tienen que ver con influencias sociales y culturales (género).

Puesto que los códigos sociales se transforman, el concepto de femineidad y masculinidad también cambia con el tiempo. El movimiento feminista ha permitido revisar estos conceptos y hoy en día nuestras alumnas pueden elegir entre muchas formas diferentes de ser mujer. Lo que parece cambiar más lento es el concepto de masculinidad. Es importante revisarlo en clase y dar a conocer a nuestros alumnos varones ejemplos diferentes de “ser varón”.

Sobre el tema de la masculinidad, escribí hace tiempo este post con información para trabajarlo en clase.

Para debatir sobre el tema con nuestro alumnado, os recomiendo ver en clase la charla TED del actor Justin Baldoni, titulada Why I’m done trying to be man enough. El título es suficientemente explicativo del contenido de esta interesante y emotiva charla.

Para el debate, he elaborado estas preguntas de reflexión:

Justin Baldoni_ Why I_m done trying to be man enough – WORKSHEET

No quiero terminar una entrada sobre masculinidad sin compartir una de las inquietudes que me ronda desde que tengo un hijo varón. Y es que me pregunto hasta qué punto las diferencias biológicas también condicionan en cierta medida nuestro comportamiento. El curioso caso de David Reimer, desde luego da mucho que pensar.

David Reimer fue un canadiense que nació como hombre, pero fue sexualmente reasignado y convertido en mujer, después de que su pene fuera accidentalmente destruido durante su circuncisión. El psicólogo John Money supervisó su caso, considerando que la reasignación de Reimer fue exitosa, y que eso probaba que la identidad de género se aprendía. Sin embargo, el sexólogo Milton Diamond constató que Reimer nunca se identificó con una mujer, y que empezó a vivir como un hombre a la edad de 15 años. Reimer acabó haciendo público su caso para así evitar prácticas similares en el futuro, y después de sufrir una fuerte depresión, problemas económicos y el final de su matrimonio, acabó suicidándose en 2004. (Wikipedia)

Germaine Greer, autora de La mujer eunuco (The Female Eunuch, 1970), defendía en este libro que  los roles sexuales no dependen de diferencias biológicas sino que son constructos sociales sobre los que se basa el patriarcado. Sin embargo, no cree que la liberación venga a través de la liberación (supresión) de la “femineidad”, de la creación de un supuesto sujeto neutro. De hecho en su libro posterior La mujer completa (The Whole Woman, 1999),  afirma que hay una cantidad considerable de evidencias de que incluso en los casos en los que niños y niñas reciban una crianza “libre de estereotipos de género” (como están experimentando en este caso en Suecia), los niños/as inventarán el género por sí solos (p. 417).

Seguiré pensando sobre el tema. ¿Alguna idea?

Anuncios

Cómo luchar contra la violencia de género

Hoy he escuchado en el telediario una noticia sobre el incremento de la violencia de género entre adolescentes. Nada nuevo, si nos fijamos un poco en lo que ocurre a diario en nuestro centros. Desde luego, nos sirve para recordar la importancia del trabajo que hacemos día a día en clase para desterrar actitudes machistas entre nuestro alumnado, como única forma de para la asociación masculinidad y violencia.

Hace poco escuché una brillante charla de Jackson Katz, experto en sexismo y violencia de género, en la que pone de relieve los puntos fundamentales que deben guiar nuestro trabajo contra la violencia sexista.

Entre otras cosas, habla de la necesidad de reconocer el liderazgo femenino, que sea un ejemplo a seguir tanto para  mujeres como para hombres. Además, propone cambiar el foco mediático de la víctima hacia el agresor, dejando de preguntarse por qué una mujer está con un hombre así, o por qué vuelve con él y empezando a centrarse el censurar al agresor, en vez de a la víctima.

Por otro lado, es fundamental educar a todos aquellos hombres (y también mujeres, pero fundamentalmente hombres), que no ejercen violencia, pero que de alguna manera tampoco la sancionan para no sentirse excluidos del grupo. Es lo que Katz llama el “enfoque del espectador” (‘bystander approach’). Se trata de educar a nuestros adolescentes varones para que sancionen (moralmente) conductas violentas hacia las mujeres dentro de su grupo de iguales, lo que llevaría a deslegitimar el uso de la violencia como forma de expresar la masculinidad.

Me ha gustado también que Jackson Katz comience la charla dando las gracias y reconociendo el trabajo de todas las mujeres que creen que un cambio en los modelos de relaciones entre hombres y mujeres es necesario para cambiar la sociedad. En esta labor, este investigador piensa, como yo, que es imprescindible que los hombres asuman su responsabilidad y empiecen a trabajar sobre la idea de masculinidad. Ya basta de pensar que todo lo que tiene que ver con el “género” se refiere a mujeres, y es asunto solo y exclusivamente de mujeres.

Aquí podéis ver la entrevista, aunque, desafortunadamente, solo están disponibles los subtítulos en inglés.

 

Algo parecido propone Tony Porter en su charla TED Un llamado a los hombres, en la que habla de liberarse del “kit de masculinidad”. Ests sí que se puede ver subtitulada en español.