Documentales premiados: “Afirmando los derechos de la mujer”

Como el curso pasado, también este año hemos acudido con cuarto de ESO a ver los documentales premiados en el Festival de cine en español de Málaga en la sección “Afirmando los derechos de la mujer”.

La película premiada este edición fue: Free- Hadijatou J’accuse, de Lala Goma y Rosa Cornet. Es la historia de Hadijatou Mani, que sufrió doce años de esclavitud hasta que logró escaparse y llevar su caso ante la justicia. Fue la primera mujer en Níger en hacerlo.

La esclavitud es, desgraciadamente, el destino de muchas mujeres en Níger, ya que se considera una costumbre comprar a mujeres de familias sin recursos, a pesar de que está prohibido por ley.

Es un documental rodado con muchas dificultades, como explicó una de sus directoras. En primer lugar por presupuesto, pero también por problemas políticos, ya que es una zona en la que se encuentra activo Boko Haram.

Es demoledor ver la reacción de la gente allegada. Resignación. La esclavitud es costumbre. “¿Crees q es una buena costumbre?,” le pregunta el entrevistador, miembro de la ONG Timidria al mediador, que realiza la compra-venta, “No pero no podemos hacer nada”.

Afortunadamente sí hay quién hace algo, en concreto la ONG Timidria, que ayudó a liberar a Hadijatou y a otras nueve de las trece esclavas en posesión de El Hadj Souleymane.
Gracias a la lucha y a la fortaleza de Hadijatou, su caso logró sentar precedente para casos similares. Apeló incluso a Ecowas, que condenó a Niger por permitir la esclavitud. Gracias a su caso, está criminalizada la posesión de esclavas desde 2013. En 2014 tuvo lugar la primera condena a un hombre por posesión de esclavas.

Y todo a costa de un gran esfuerzo mental, pero también económico, pues no es nada fácil desplazarse por Níger y Hadijatou tuvo que acudir hasta diecinueve veces al tribunal de la capital de su región. En un país donde la pobreza es la norma, es difícil encontrar a alguien con su entereza y la determinación.

A pesar de su lucha se calcula que todavía hay unas 40000 esclavas en Níger. Además, las antiguas esclavas viven en comunidades separadas, como la comunidad Zagon Abolo. Y la tradición sigue mandando.

Uno de los momentos más impactantes de la película, para mí, tiene que ver con el reencuentro madre- hijos. Una vez conseguida su libertad, intenta pedir la custodia de los hijos que se habían quedado con su captor (y padre). Ellos no quieren vivir con su madre porque consideran que los ha abandonado, por lo que no consigue su custodia, pero sí el derecho a visitarlos.  Pues bien, cuando Hadijatou consigue ir a la casa en la que había estado cautiva para visitarlos, después de muchos años sin verlos, se conforma con tan sólo cruzarse con su hijo mayor, pues por tradición en Níger “una madre no puede hablar con su hijo mayor”.

Cuánto daño están haciendo las tradiciones. Como la tradición de los matrimonios acordados en la India, de lo que trataba el interesante segundo documental premiado, 50 rupees, de Nagore Eceiza.

Además, esta edición de los premios contó con una muy interesante “masterclass” de la directora Marina Seresezky, que también proyectó su conmovedor corto, La boda, muestra de solidaridad entre mujeres.

Ella dice que hace “cine con mujeres”, no “para mujeres”. Supongo que quiere huir de las etiquetas que supone el calificativo “para mujeres”, ¿sentimientos? ¿lágrimas? Sigue con mala prensa ser capaz de sentir…

Nos estuvo contando datos de la flagrante desigualdad en el mundo del cine. A saber,
en primer lugar,  ni el 95% de las películas actuales  pasan el  Test bechdel, las directoras cobran 40 por ciento menos y hay un 8% menos de protagonistas mujeres.

Nos conto también cómo veía claramente diferencias en los guiones según los escribieran mujeres o varones. Los escritos por mujeres suelen mostrar a parejas en las que ambos miembros están enamorados, en los guiones de autores varones, las mujeres suspiran (por ellos), ellos no…

Esta directora defiende ser tratada igual que sus compañeros varones , e insiste en que hay que seguir luchando hasta que preguntas en entrevistas como la famosa “¿Cómo haces para conciliar?” no sean exclusivas para mujeres.

Estoy muy de acuerdo con ella en la necesidad de trabajar en educación y en dar visibilidad para que el cambio sea posible. Sobre la visibilidad, contó una anécdota que me llamó la atención. En una charla, alumnas de trece años declaraban que no sabían que las mujeres pueden ser directoras de cine. Mis alumnas no suelen llegar a ese punto. Pero está claro que los referentes son necesarios para imaginarte en ese papel.

Os dejo, por último, con el acertado consejo que nos ofreció:
“Pensar en lo que cada uno puede hacer por la igualdad, con humor, con alegría, pensando en positivo, sobre todo en educación, “dando la matraca”, sin dejar pasar micro machismos.”

Anuncios

Sobre el ocho de marzo

El pasado miércoles 8 de marzo fue un día especial para mí en el instituto.

Es una de las pocas veces en los doce años que llevo de docencia activista feminista en las que noté que se hablaba con interés del tema, que se celebraba (o criticaba) el Día Internacional de las mujeres.

El miércoles la gente debatía en la sala de profesores. Muchas profesoras y algunos profesores varones se interesaban por las actividades organizadas en el centro para ese día, se lamentaban por los actuales problemas que causan la desigualdad e incluso se sumaban al paro convocado por organizaciones feministas para las doce de ese día.

Sentí que no éramos solo dos profesoras preocupadas que intentábamos concienciar a nuestro alumnado en la clase. Y eso me gustó. Muchas profesoras (y algunos profesores) hablaron del tema en clase, llevaron al alumnado a la exposición que habíamos organizado en el centro para homenajear a mujeres destacadas, o a ver la interesante proyección homenaje a mujeres destacadas que Víctor, nuestro secretario, organizó. Es clave, desde luego que el equipo directivo esté implicado y que apoye la participación en iniciativas de este tipo.

Exposición: No a la invisibilidad. Levanta tu máscara.

Me gusta que se esté popularizando la conciencia social sobre la desigualdad, que aparezcan a menudo noticias en la prensa, que artistas populares y actrices famosas se definan públicamente como feministas, por ejemplo.

Y no quiero decir con esto que no haya que seguir trabajando. De hecho, también hubo ese día voces discordantes, profesores varones que declararon que no hace falta un día como este, que ya hay igualdad. Escuché incluso frases de lo más estereotípicas, algunas pronunciadas por compañeras:  “las chicas, [cuando se portan mal], son mucho peores que los chicos”. Otras, por compañeros varones, como que la desigualdad salarial es un “bulo” o que, para que nos íbamos a engañar, la culpa de que el deporte femenino no tuviera público es de las mujeres o no me gustaría que mi hijo (varón) hiciera gimnasia rítmica. Muy sincera, por otra parte, esta última declaración, que se completó con un “pero lo aceptaría, claro”.

Esa es una de las claves del trabajo de concienciación, desde luego, aprender a vivir con las contradicciones. Es difícil cambiar conciencias, pero al menos hay que intentar cambiar actuaciones. Si eres capaz de aceptar que tu hijo o hija haga algo diferente de lo que a ti te gustaría, ya es un avance. Se hace camino al andar.

Y la culminación del día fue contar con la presencia de un grupo de alumnas (y algún alumno varón) en la manifestación por las calles de Málaga, fuera de horario escolar. Ahí es donde realmente se demuestra la implicación.

 

Gracias a Teresa, de Interred, que colabora en nuestro centro, este grupo de alumnas recibió el ánimo y estímulo suficiente para sentirse aludido. Decidieron organizar una performance con la que participaron en la manifestación. De negro, en silencio y maquilladas como mujeres maltratadas estuvieron en fila, de pie, en la plaza de la Constitución, ayudando a remover conciencias. Qué gran día.

Profesiones, todavía con género

En nuestro centro estamos recibiendo este mes los talleres del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga titulados “Vivir en igualdad”, que recomiendo por completo.

img_20170206_132355

En estos talleres, el alumnado de segundo de la ESO tiene la oportunidad de trabajar temas como la corresponsabilidad en las tareas domésticas o el uso de lenguaje no sexista.

img_20170206_132348

Además, aprenden las diferencias entre conceptos como “sexo” y “género” o estereotipos de género, que influyen de manera clara en sus vidas cotidianas y decisiones futuras según sean chicos o chicas.

A pesar de todo lo que ha cambiado nuestra sociedad y del constante trabajo de concienciación que llevamos a cabo en nuestros centros educativos, los estereotipos de género siguen profundamente arraigados.

Lo pudimos comprobar el la sesión de la semana pasada, a propósito del debate sobre profesiones futuras. Estas son las elecciones de profesiones que se hicieron en una clase de segundo de la ESO:

img_20170206_132308

Como veis, los chicos varones siguen eligiendo profesiones asociadas al mundo público y las chicas, en su mayoría, profesiones asociadas al mundo privado y de los cuidados. Bien es cierto que algo ha cambiado, sobre todo para las chicas, pues algunas también se decantan ya por profesiones relacionadas con el ámbito público (arquitecta, por ejemplo). Creo que esto tiene que ver con el constante trabajo de coeducación y los avances del feminismo en nuestra sociedad, afortunadamente. Sin embargo, todavía las elecciones laborales se hacen en gran medida en función de nuestro género. Tiene que ver, entre otras cosas, con cómo educamos a nuestros hijos e hijas según sean varones o mujeres, con como los tratamos o con el tipo de juguetes que juegan. Os invito a leer esta divertida reflexión titulada “¿Y si tratáramos a nuestros hijos igual que a nuestras hijas?”.

En la escuela sigue siendo necesario que ofrezcamos a nuestro alumnado modelos de mujeres y varones que han desarrollado y desarrollan con éxito profesiones que históricamente no han estado asociadas con su sexo. Necesitan conocer tanto a ingenieras como a maestros o enfermeros varones. Tener referentes en los que inspirarse es una de las maneras de dar opciones para elegir libremente sin caer en estereotipos de género.

Se acerca el 8 de marzo, Día internacional de las mujeres, así que podemos aprovechar la efeméride para preparar trabajos con nuestro alumnado en este sentido. Mi alumnado de segundo de ESO que está recibiendo estos talleres va a realizar en mis clases de inglés un trabajo de investigación para dar a conocer a mujeres destacadas en diferentes ámbitos públicos en el mundo anglosajón. Esta es la tarea que les he asignado, por si queréis utilizarla en vuestras clases.

En todas las asignaturas relacionadas con las ciencias podéis aprovechar que el pasado 11 de febrero fue el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Estos interesantes artículos pueden servir de punto de partida para la reflexión: “No desperdiciemos el talento”, “Científicas que han cambiado el mundo y probablemente no conocías”.

Otra opción es investigar sobre varones que se han dedicado a sectores considerados tradicionalmente femeninos, desde la enfermería a la danza. O varones que han formado parte del movimiento feminista o se han dedicado a labores de reproducción y cuidado de la vida.

Si necesitáis materiales o ideas para inspiraros, os dejo el enlace a publicaciones antiguas de este blog para trabajar el 8 de marzo. Y aquí tenéis ideas para trabajar de manera interdisciplinar en varias asignaturas: Materiales transversales.

25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres

Mañana viernes es el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres. Os invito a leer y compartir reflexiones sobre el tema pinchando en este enlace.

Os animamos a asistir la manifestación que tendrá lugar por las calles de Málaga a partir de las 19.30. Al final de la manifestación, nuestro alumnado participará en una performance contra la violencia machista organizada por Mª Luisa, nuestra profe de música, junto con Interred, la ONG que colabora en nuestro centro. Esta misma performance, además, podréis verla a las 11 de la mañana en el patio.

Por otra parte, estamos trabajando la sensibilización contra la violencia machista con los talleres y la exposición Rompe el silencio de la Fundación Tierra de Hombres , en colaboración con la Obra Social La Caixa.

Por último, os dejo aquí una pequeña recopilación de entradas de este blog con materiales para poder trabajar el tema en clase. 

  • Campaña Lazos blancos y recursos en papel para clase: pinchad aquí.
  • Cortos contra la violencia machista: pinchad aquí.
  • Ciberactivismo contra la violencia hacia las mujeres: pinchad aquí.
  • Otros materiales: pinchad aquí.

(Podéis  ver todas las entradas de este blog relacionadas con este tema aquí.)

Taller de resolución de conflictos desde la perspectiva de género

El viernes tuvimos la gran oportunidad de recibir un taller impartido por Rocío Carmona Horta y Mediadora sobre resolución de conflictos desde la perspectiva de género para alumnado de 3º de la ESO.

Estos talleres están promovido por Solucion@, asociación para la resolución de conflictos y subvencionados por el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga.

dsc_0007

En la vida cotidiana nos enfrentamos a conflictos a diario y es importante dar a nuestro alumnado herramientas para poder resolverlos de la mejor manera posible evitando las salidas más comunes y  perjudiciales: la expresión de la violencia o la aceptación tácita sin haber resuelto el problema.
Evidentemente, la mejor forma de resolver un conflicto es con diálogo, con la negociación, teniendo en cuenta las necesidades de los demás. Como bien remarcó Rocío, es importante tener en cuenta que las dos partes implicadas buscan una ganancia en la negociación.

dsc_0009

Para tener éxito en la negociación cuando nos enfrentamos a una situación problemática es preciso saber identificar las emociones y canalizarlas. Esto es, tener inteligencia emocional.

Rocío, como psicóloga experta en igualdad de género y educación sexual, nos explicó también cómo afecta a la inteligencia emocional la variable género, ya que según nuestro género censuramos ciertas emociones: por ejemplo, los chicos censuran el miedo y las chicas la ira, por lo general.

Solo desde la educación consciente de estos sesgos podemos ayudar a que nuestro alumnado pueda expresar sus sentimientos independiente de su género y desarrolle por igual todas competencias sociales.

Entre las competencias sociales que se trabajaron en el taller y que son tan importantes para la vida cotidiana están la empatía, la ayuda, el cuidado, la escucha, la observación o la asertividad.

Qué importante es para ser feliz saber lo que necesito y saber expresarlo, saber lo que los demás necesitan y escuchar, esto es, manejar nuestra vida con asertividad y empatía.
Sobre esto, nuestro alumnado comprendió la necesidad del cambio de perspectiva ante los problemas: del tú al yo. No se trata de culpar a los demás “tu es que siempre…” sino “a mí me molesta…”.

Después de explicar los conceptos básicos, nos embarcamos en la segunda parte del taller, la parte práctica, en la que realizamos ejercicios para aprender modos de comunicación no violenta y asertiva.

dsc_0016

El primer ejercicio fue identificar la diferencia entre observación o interpretación.
Por ejemplo, “Mi madre es una pesada, todos los días igual” es una interpretación, mientras que “Todos los días mi madre me pregunta si me he lavado las manos antes de comer”, es una observación, algo que no juzga a la otra persona y permite la interacción.
Las interpretaciones crean barreras de comunicación y malentendidos, a saber, “Qué pesada” no transmite tu necesidad de confianza, si no solo un juicio sobre tu malestar.

El segundo ejercicio fue escoger una situación problemática para buscar una solución consensuada.
El alumnado aprendió a identificar y definir situaciones problemáticas buscando los factores importantes: quién, qué, cuándo, qué quiero conseguir ante este problema. Para la resolución del problema, Rocío propuso los pasos ESCALA, pensados para buscar una solución asertiva y empática.

img_20161014_102550
Por ejemplo, un grupo pensó en el siguiente problema: “mi amiga pasa demasiado tiempo con su novio.” Analizamos  cómo resolverlo aplicando los pasos ESCALA. Sobre este caso, destacamos  el problema de interpretación en el enunciado: “demasiado tiempo” es un juicio de valor. Además, el alumnado aprendió la importancia de
dialogar el problema con quien realmente está implicado, en este caso, la amiga, y no otras personas y de dar algo a cambio. La ganancia de ambas partes debe ser la meta para una negociación realista.

dsc_0027
Agradecemos a Rocío Carmona su disponibilidad para venir a nuestro centro a inspirarnos con su buen hacer.

Las mujeres y la Historia

Recientemente ha corrido por las redes sociales la merecida indignación popular por una anécdota que, en mi opinión, refleja perfectamente la injusta realidad: la colección de los clic de Playmobil y Planeta deAgostini, “La aventura de la Historia” no ofrecía ejemplo de figuras femenina como referentes en la Historia. Afortunadamente, las protestas tuvieron su resultado.

Algunas de las que se “había olvidado” Planeta de Agostini…

Hoy se ha publicado en El País un interesantísimo artículo sobre esta anécdota que nos puede ayudar a reflexionar sobre la visión de la Historia que transmitimos a nuestro alumnado. Como bien dice Paula Martos, cofundadora de la fantástica web Historia Feminista, “Si quieres hablar de los ejércitos y las batallas encontrarás pocas mujeres, pero si miras en los hogares, solo las verás a ellas. Desde mi punto de vista, el trabajo de las mujeres ha sostenido y sostiene el mundo. Sin los cuidados que ellas dispensaban no se conseguía todo lo demás”. El mundo de los cuidados debe estar presente en el aula. Es fundamental para la vida.

Para saber más os dejo una entrada en este blog sobre el libro Mi historia de la mujeres. Os lo recomiendo.

Enseñemos a las niñas a ser valientes

Comenzamos el nuevo curso con energías renovadas y con las mismas ganas de siempre de trabajar por una sociedad mejor desde la escuela.

Y para conseguir una sociedad mejor, es imprescindible contar con todo el potencial que las mujeres pueden aportar. Para eso trabajamos la coeducación, para que chicos y chicas lleguen a donde puedan o quieran llegar.

Todavía hay mucho trabajo por hacer. Os dejo para comenzar a reflexionar este curso sobre el miedo de las chicas a la imperfección, sobre cómo a menudo educamos a las chicas para que sean perfectas, mientras que los chicos aprenden a ser valientes.

Lo explica muy bien Reshma Saujani, la fundadora de “Girls who code” en la charla TED: Teach girls bravery, not perfection (Enseñemos a las chicas a ser valientes, no perfectas).

screen-shot-2016-03-10-at-2-01-52-pm

Os recomiendo que lo veáis: “Tenemos que enseñarles a ser valientes desde la escuela, cuando están el mejor momento para cambiar sus vidas y las vidas de los demás y tenemos que enseñarles que van a ser queridas y aceptadas no por ser perfectas, sino por ser valientes.”

Feliz comienzo de curso.

Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer 2016

El pasado día 28 de mayo se selebró el Día Internacional de Acción por la Salud de la MujerEs una ocasión para invitar a reflexionar sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, derechos olvidados, pero fundamentales.

Sobre este tema trabaja, entre otros, Amnistía Internacional, que recientemente ha lanzado la campaña“Mi Cuerpo, Mis Derechos”. Esta campaña está dirigida a poner fin al control y la criminalización de la salud sexual y reproductiva por parte de los Estados u otros agentes. Este reportaje de United Explanations explica muy bien de qué se trata.

Sobre este y otros temas relacionados con la salud de las mujeres vamos a trabajar en nuestro centro con los paneles de la exposición de Medicus Mundi, Salud es nombre de mujer.

Uno de los paneles de la exposición

Por otro lado, si queréis ampliar el tema y hablar de asuntos relacionados con la salud femenina, como la menstruación, os invito a ver el inspirador documental La luna en ti, que ya comenté en este blog hace unos años. Es un documental sobre la menstruación, las raíces de la feminidad  y la vida e invita reflexionar sobre cómo se vive en la sociedad la feminidad en la mujer, sobre el desconocimiento que tenemos nosotras mismas sobre nuestra naturaleza y la masculinización de la mujer al menos en lo que al ciclo menstrual se refiere.

Y para quien le interese el tema, os dejo el enlace a un artículo muy interesante sobre la menstruación y a la revista Mujeres y salud.

Por último, y como siempre, aquí tenéis más recursos para trabajar sobre esta efeméride en clase.

Violencia sexual: Arenas de silencio

La semana pasada fuimos con cuarto de ESO a ver los documentales premiados en el Festival de cine español de Málaga en la sección “Afirmando los derechos de la mujer”.

El primer premio fue para el demoledor y necesario Arenas de silencio. El magistral trabajo de Chelo Álvarez-Stehle cuenta la historia de superación de la mejicana Virginia, víctima del tráfico de mujeres que tuvo la suerte de escapar y decidió convertirse en activista contra la trata. La historia está entretejida con la propia historia de abusos sexuales de la directora y de otras familiares. Y es esta la parte que me parece especialmente interesante, porque pone de relieve el gran impacto psicológico que cualquier tipo de abuso tiene sobre muchas mujeres y el hecho de que cualquier mujer, y no solo las que provienen de entornos desfavorecidos, pueden ser víctimas de violencia sexual.

Cuando en clase hablamos de este tema, es habitual encontrar rechazo a los problemas más visibles, la trata, las violaciones o el acoso. Pero es más difícil que los chicos y las chicas con las que hablo reconozcan como abuso un piropo, o un flirteo “demasiado” sexualizado por parte de un adulto hacia una menor.

Este último caso fue el caso de Chelo, la directora. Me ha encantado verlo en su documental, la sensibilidad con que lo ha compartido y cómo ha trabajado para recuperarse del “peso” de los sentimientos negativos que le causó el flirteo fuera de lugar de un cura al que admiraba cuando ella tenía solo quince años.

Hay que felicitar a la directora por este maravilloso trabajo. Además, es de agradecer el detalle que tuvo con el público adolescente que había acudido dedicándole el premio. Dijo que es por ellas, las chicas jóvenes, una de las grandes motivaciones  para hacer esta película. Estoy segura de que mis alumnas y alumnos se quedarán con la gran experiencia de haber visto el documental y con la emoción de haber recibido la dedicatoria nada más y nada menos que de la premiada.

Es muy necesario hablar de violencia sexual en la escuela para evitar casos como los que recientemente encontramos en prensa y este documental es un excelente punto de partida.

Para terminar, os dejo más materiales que me parecen interesante para tratar en clase este tema desde diferentes puntos de vista.

Sobre violencia sexual en entornos aparentemente seguros: el caso de las universidades estadounidenses, denunciado por Lady Gaga y Joe Biden en la Gala de los Oscars 2016, en relación con el documental The Hunting Ground.

Sobre los “inocuos”piropos podemos abrir un debate tras ver este vídeo que recoge el acoso verbal al que se ve sometida una mujer bien parecida durante un paseo por las calles de Nueva York.

Este otro vídeo también es interesante,  esta vez desde el punto de vista de un chico. Algo que puede parecer agradable en primera instancia, se va haciendo cada vez más pesado. ¿Aprenderá el chico lo que se siente y cambiará de actitud?

 

Últimas actividades en el IES Picasso

Os dejo fotos de las últimas actividades que hemos organizado en nuestro centro en torno al Día internacional de la mujer.

Trabajo de reflexión contra la violencia de géneroTaller “Noviazgo igualitario”, 4º ESO

Trabajando por la visibilidad de las mujeres en todos los ámbitos:

Trabajos del alumnado:

Visita a exposición: Visita a la exposición “Letras de mujer”